En la actualidad el tema de los productos procesados y transgénicos es un tema que está en cualquier conversación en cuanto a comida se refiere, especialmente por los daños que pueden causar en nuestra salud y al medio ambiente. Es por eso que en los últimos años se ha vuelto a retomar el tema de los huertos urbanos, una forma de producir nuestros alimentos saludablemente.

El comienzo de los huertos urbanos data del siglo XIX y nacen principalmente en el continente europeo, más específicamente en Francia y de ahí se extiende a Bélgica, Inglaterra y Alemania. La razón por la cual nace esta idea es por el alto índice de migración que presentaban las grandes ciudades y que hacía que los campos se quedaran vacíos y sin producción, de aquí que fuera necesario la creación de los huertos urbanos.

Posteriormente, ya en siglo XX, los huertos volvieron a tomar relevancia durante la Segunda Guerra Mundial, donde la importación de los productos básicos se vio limitada por culpa de los combates y ataques que se llevaban a cabo en el territorio europeo.

Es por eso que los ciudadanos empezaron a retomar la idea de los huertos urbanos y poder hacer frente a la escasez de productos agrícolas. En ese tiempo, el consumo de productos agrícolas producidos en este tipo de huertos era del 40%, logrando responder a la demanda de los ciudadanos de los productos que no podían ser importados.

La idea de los huertos fue abandonada después de que la guerra terminará pero volvió a resurgir en la década de los 60’s. Los movimientos ecologistas que se levantaron a nivel mundial, impulsados principalmente por la preocupación del uso de químicos y pesticidas en el campo, dañando la salud de los consumidores por lo que deciden retomar la producción de los productos en casa.

En Estados Unidos la respuesta de estos movimientos fue tal que se empezaron a crear leyes en favor de convertir todos los solares abandonados en huertos urbanos y fomentar el desarrollo de una comunidad agrícola para poder hacer intercambios entre los agricultores urbanos.

En nuestro país la idea de los huertos urbanos aún no ha logrado permear dentro de la conciencia de la población, por lo que la comunidad de agricultores urbanos es muy pequeña, especialmente en comparación a otros países que contarán con menor densidad poblacional pero que su comunidad de agricultores es mucho mayor que la nuestra.

Hablando específicamente de Querétaro, la idea de los huertos orgánicos se ha ido difundiendo poco a poco dentro de la población gracias a grupos como Na Ya’ax, quienes ofrecen cursos a adultos y niños para enseñarlos a realizar sus propios huertos e ir creando una comunidad de agricultores en la sociedad queretana.

Tu puedes unirte a esta comunidad de productores empezando tu propio huerto en casa con materiales simples que puedes encontrar en tu hogar. Además te invitamos a que busques talleres en tu colonia o en la ciudad para que conozcas cuales son la mejores técnicas para cultivar y qué tipo de plantas son las mejores para sembrar a las diferentes estaciones del año para que tu huerto siempre tenga frutos.